¿Cuál es el objetivo de la terapia de pareja?

El objetivo de la terapia de pareja es la comprensión y clarificación del conflicto del compromiso que mantiene unida a la pareja, desde la perspectiva de cada uno.
La terapia de pareja permite, desde el entendimiento y la comprensión de cada uno de ellos como individuos, ayudar a escuchar realmente al otro y mostrar los patrones habituales y repetitivos de la relación, algunos de los cuales se podrían movilizar solo en presencia del otro, pues ambos son interdependientes. La interacción de los miembros de la pareja durante la terapia hace que el efecto de la misma se intensifique y se potencie.
Se trata que la pareja inicie una nueva forma de abordar el problema y los aspectos más delicados o difíciles de la relación, de la forma más beneficiosa para los dos, proporcionando a cada miembro de la pareja una perspectiva más tolerante de las dificultades del otro, favoreciendo para ello el que cada uno de ellos abandonen sus roles mas radicales y extremos.
El trabajo terapéutico va ayudando a buscar nuevas fórmulas de comunicación y de conducta, a reestablecer la confianza mutua, escuchar y atender las dificultades y los deseos, muchas veces desconocidos por ellos. Y también a abrir la puerta a pequeños cambios, a pensar que alguna transformación es posible, mostrando los aspectos positivos en la pareja a partir de las raíces o la atracción y el amor que los unió. Tratar que la pareja lo redescubra y no se limite a ver lo que no funciona, lo que está mal, sino hacer crecer y aumentar los aspectos positivos y si es posible, lograr que sean de nuevo algo central y esencial en la relación. De esta forma, la pareja puede lograr mayor libertad y autonomía y a la vez, mayor disfrute el uno del otro, y más compromiso, solidaridad y responsabilidad respecto a la relación.