¿Cómo se trabaja?

La terapia de pareja no es contradictoria con la terapia individual, más bien al contrario. En muchas ocasiones es un trabajo que se realiza a la par.
Las sesiones son generalmente conjuntas, aunque a veces se requiere sesiones individuales complementarias.
La duración de las sesiones es algo mayor que en la psicoterapia individual. El proceso puede constar de unas cuantas entrevistas aclaratorias de la situación, o un trabajo terapéutico más rico y profundo.
En el  proceso el terapeuta está atento para facilitar que se pueda hablar, plantear cuestiones, escuchar y responder de una forma adecuada y cuidadosa con el otro.